Naruteros Rol

Prólogo...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Prólogo...

Mensaje por Kagokura el Lun 12 Nov 2012, 16:21

Prólogo


La tierra estaba hecha pedazos, el bosque seguía ardiendo a pesar de la incesante lluvia que caía. Un rugido y un siseo se oyó a la vez que el resonar de un trueno. L asangre manaba sin cesar de las heridas de los dos shinobis y la kunoichi, aunque ellos ya no lo notaban desde hace mucho.

Dos enormes zorros de nueve colas se lanzaban contra una serpiente gigantesca, que destilaba veneno por sus brillantes colmillos. Los animales se atacaron destilando furia y dolor a la vez.

Una bomba de chakra rojo seguida de una espiral de viento impactaron contra innumerables pájaros que lanzanban creando enormes chidoris.

-Joder, Kyubi córtale la garganta ya!!!-gritó un chico rubio de ojos azules mientras se distraía un momento y caía a varios metros de distancia golpeado por un brazo eléctrico.

La mujer morena que estaba a su lado levantó una mano y varios pilares negros rodearon a un chico pálido que tenía cerrado el ojo derecho mientras el ojo brillaba con su propia sangre iluminando el Sharingan en su máximo esplendor. Los pilares se volvieron blancos mientras largos hilos negros intentaban cortar cualquier extremidad que encontraran.

-Maldito bicho, nunca me gustaron las serpientes, Kaara, coje al descerebrado y júntanos-gritó uno de los Kyubi mientras el otro estaba siendo mordido por el serpiente. La chica nombrada asintió a la vez que unas alas violetas le salían de la espalda y se alzaba en el aire mientras el shinobi rubio lanzaba Rasengans impulsadas por cientos de clones para ganar tiempo.

Los pilares explotaron y un cansado pelinegro gritaba loco por el ansia de la sangre. El rubio saltó dando una voltereta mientras él mismo adquiría unas preciosas alas del mismo color que las de la mujer pero más grandes y algo más oscuras.

Las dos personas aladas se hicieron un corte en la palma de la mano y las juntaron para después salir despedidos en una espiral roja, de ella un Kyubi de proporciones impensables salió de ella agarrando a la serpiente con las colas y descuartizando su cuerpo en pedazos sangrientos que salieron despedidos por todas partes, un rugido salvaje hizo presente su victoria a la vez que el Uchiha adquiría las mismas alas que el rubio.

-Bu! Sorpresa!!!-gritó agarrando a la chica morena cuando salió despedida justamente hacia él-. Un cuello precioso-decía mientras lo acariciaba con uno de sus dedos y aspiraba su aroma-, me encantaría ver si suena tan bien como pienso.

-Te aseguro, que lo que suena mejor es esto-le respondía con una sonrisa forzada mientras una katana aparecía en sus manos y la clavaba en el torso del hombre que la agarraba. Este la clavó unas garras que habían crecido en milésimas de segundos hincándose en su suave piel rompiendo su ropa desde el hombre izquierdo hasta la cadera.

La mujer chilló entre lágrimas y salió volando sin rumbo tapándose el pecho con un brazo. Sus heridas empezaron a arder entre fuego negro regenerando parte de sus venas y de su piel para que solo quedara una herida superficial.

-Zorra!!!

-Con mucho gusto mi querido hermanito... Mira detrás de tí.

Ondas de viento que cortaban incluso el aire en forma de cruz se dirigían hacia él mientras un rubio enseñaba sus colmillos y en su torso se adivinaba un sello del Cuarto Hokage.

Justo antes de que el ataque impactara contra el Uchiha unos aplausos resonaron através del airey todo se congeló. Una segunda mujer de pelo negro ojos infernales y oscuros y piel bastante tostada les miró de forma divertida y despiadada.

-Me encanta ver que mis juguetes se lleven tan bien.


_________________



Bueno espero que os haya gustado, para los más "viejos" del foro os sonará de algo este pequeño fragmento, sin embargo para otros esto será algo nuevo.

Vengo con la idea de recuperar mi fanfic y reescribirlo de manera que sea mejor en todos los sentidos =D .... Por supuesto quiero saber vuestras opiniones, si os ha gustado podéis postear aquí (y continuaré encantada :) ) y mostrar vuestro apoyo y dando opiniones. Si no os ha gustado, también podeís poner vuestar opinión.

Hace mucho que no escribo así que hasta que recupere soltura e imaginación espero que disfrutéis con este trocito improvisado.

Un saludo *_*
avatar
Kagokura
ExStaff
ExStaff

Mensajes 2792

http://www.elretorno-inmortal.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por Kakashi-sensei el Mar 13 Nov 2012, 14:22

Eres... eres ... mala!! xD

Me has hecho acordar a ese combate... a ese del Tsuchikage VS la Hokage.... xD

En fin, el relato no está mal jaja, a ver como sigue el próximo baño de sangre del "ángel" xD



¡Bienvenido Invitado a Naruteros Rol! Hasta el día de hoy has escrito 70 posts.
¡Anímate y comenta más!


avatar
Kakashi-sensei
Administrador de ROL
Administrador de ROL

Mensajes 7584

http://www.naruterosrol.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por Kagokura el Mar 13 Nov 2012, 15:23

Bueno, me alegro de que te guste xD

Este es solo un adelanto... empezaremos la respuesta desde el principio. Tenemos que saber que se cuece, no??

Bueno seguid comentado, gracias a tu apoyo kakashi. ô.ô
avatar
Kagokura
ExStaff
ExStaff

Mensajes 2792

http://www.elretorno-inmortal.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por hikari el Jue 29 Nov 2012, 15:47

apasionante historia.... lastima que no esta bien escrita :P


jajajajaja son coñas ^^ jaja, un relato un tanto directo, pero preciso, me gustaria leer mas historias. un +1 por mis parte,,,,
avatar
hikari
ExStaff
ExStaff

Mensajes 423

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por Kakashi-sensei el Mar 04 Jun 2013, 15:57

Siento revivir el tema pero... ya que llevais unos cuantos días haciendo Spam en la zona de juegos -lo cual no habeis incumplido ninguna norma ni nada jaja- creo que sería interesante ver algo un poco más entretenido y que valga un poco más la pena como leer un Kagokura-fic ... así que, simplemente, te venía a preguntar, desde aqui, si vas o no a continuar con este "prólogo" algún día.

Saludos,
Kakashi



¡Bienvenido Invitado a Naruteros Rol! Hasta el día de hoy has escrito 70 posts.
¡Anímate y comenta más!


avatar
Kakashi-sensei
Administrador de ROL
Administrador de ROL

Mensajes 7584

http://www.naruterosrol.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por Kagokura el Jue 06 Jun 2013, 02:19

He estado trabajando en ello... No sabía si seguir es... diferente a mi otro fic.. pero a la vez muy parecido. A petición de kakashi, entonces, tendréis la continuación. Espero que alcanze vuestras espectativas.

Saludos.
avatar
Kagokura
ExStaff
ExStaff

Mensajes 2792

http://www.elretorno-inmortal.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por Kagokura el Dom 21 Jul 2013, 06:10

Después de siglos, vengo con la continuación. Mencioné por ahí que el capítulo sería larguito, no sé si lo será o no, en mi opinión faltaría desarollarlo aún más, pero bueno... probaré a ver qué tal así. Espero que os guste... Ya sabéis lo que dices lo buenos e hace esperar, espero que sea cierto jaja.

Capítulo 1:
Capítulo 1.- Oscuridad y Sombras

Sus ojos negros, oscuros, salvajes, exudando poder. Clavados en una pequeña esfera justo a la altura de su mirada. En su mano derecha tenía una copa con un líquido rojo intenso, penetrante. Tomó un sorbo mientras sus labios se manchaban de ese líquido rojo, se pasó la lengua para limpiarlos con un movimiento sensual a la vez que un ruidito de satisfacción se abría paso por su garganta.

La cama en la que estaba medio tumbada era enorme, perfecta para ajustar sus medianas alas negras, un negro sucio, contaminado por su maldad. La seda negra de las sábanas envolvía su figura curvilínea. Un pequeño jadeo de placer asomó a sus labios cuando lo notó cerca de ella y ya dispuesto.

-Mira, mira y contempla lo mismo que yo, esta noche será preciosa, magnífica, sangrienta, llena de poder. Solo mira.

Su voz era engañosamente pura y atrayente. Él asintió y miró por encima de su hombro color oliva.

<<Pequeños jadeos entrecortados se oían entre unos arbustos bajos mientras una voz gemía suavemente y la otra murmuraba palabras entrecortadas. No podían escuchar lo que se decían exactamente, no atinaban a saber que ocurría ahí detrás. Pero la otra sombra que se acercaba sí. Envuelta en sombras, sombras que se arremolinaban a su alrededor hablando con ella.

Los susurros pararon y las hojas de los arbustos pararon también, parecía que cada segundo era una eternidad. Cada minuto parecía un sin fin. La risa fluyó suave cuando la figura seguía envuelta en oscuridad aunque la luz de las estrellas y la luna la iluminaban. Las sombras eran suyas, una criatura de la noche, de día algo sin nombre.

El arbusto se movió un poco y un ruido de estrangulamiento se atinó a adivinar.

Y sus pies empezaron a moverse en un patrón peculiar, sus brazos se levantaron y sus labios se vieron un segundo con una sonrisa tímida y a la vez intimidante. Su cuerpo desprendía seguridad, sin vacilar realizando los movimientos del ritual. Una sombra se despegó de su cuerpo y se colocó a cierta distancia de ella, una segunda hizo lo mismo, la tercera tenía más forma, la cuarta tenía forma una mujer, la quinta parecía un hombre, hasta la décima que se podía admirar perfectamente el cuerpo de una criatura en miniatura, pero igual de peligrosa. Un pequeño zorro de nueve colas, aunque estaba hecho de oscuridad, sombras, de noche.

Cuando la tierra empezó a temblar, el frenesí del baile aumentó, llegando a un punto de no retorno, la cúspide del momento estaba cerca. La luna dejó de brillar un segundo y después volvió a iluminar como si nada hubiera pasado. La forma del medio del círculo abrió los ojos, quizás nunca los tuvo cerrados, quizás no tenían color hasta ese momento. Nadie lo sabía. Pero de repente eran rojos, un rojo que quitaba el aliento, hacía que tu cuerpo se estremeciera, se maravillara, muriera y volviera a la vida por ese color. Nada tenía que ver conque parecían sangre, que parecía que el color oscilara. No. Nada de eso. Simplemente, era lo que veías en el fondo de esos ojos. Poder. Dolor. Amor. Tristeza. Felicidad. Destrucción. Todo en su estado más puro. Sin diluir. Ahí estaba todo encerrado, sellado. Un sacrificio.

Las sombras gritaron y se abalanzaron sobre esa figura. Se fundieron y cuando abrió los labios para soltar el primer aliento de sorpresa y a la vez satisfacción...

Cuando lo hizo...

En ese instante...

Eternidad.

Inmortalidad.

Poder en un solo movimiento de la mano.

Eternidad, inmortalidad, todo, se sentía, se palpaba, se retorcía. Sacrificio. Dolor. Amor. Pasión. Furia. Felicidad. Destrucción. Aquí. Ahora.

Los arbustos se removieron y una mujer vestida de azul y con unos ojos que oscilaban entre diferentes tonalidades de azul sonrió. También había lágrimas en sus preciosos ojos.

En ese instante... Solo ahí... Ellas dos de pie... Sombras moviéndose... Perdiéndose en su belleza... En su horror...

La noche.

Poderosa. Excitante. Mostrando sus secretos. Sus miedos. Sus desastres. Sus matanzas.

Sangre. Clamaban sangre sus ojos. Clamaban soledad sus ojos. Clamaban necesidad esos ojos.

No podías mirarlos. Simplemente te engullirían y no te soltarían nunca. Morirías en sus profundidades. En su pasado, presente... y futuro.

Eso eran. Un pozo sin fondo. Un mundo.

-Descubriste para qué te crearon los dioses, descubriste para qué te creó tu propia sangre. Tu destino está escrito. Deberías estar desgarrada, arrancándote la piel a tiras. Mira tus ojos.

La figura ladeó la cabeza con evidente pesar pero solo sonrió.

-No hablarás, cariño. Si hablaras la tierra gemiría por tu dolor, las personas vivirían inmersas en pesadillas. A pesar de todo lo que te han hecho y tú no eres capaz de hablar. Es admirable. Otros destruirían todo con ellos. Tú no, tesoro. Eres algo que no volveremos a ver. Has cambiado, tu vida ha cambiado. Tu vida cambiará con esto. Está inmóvil. Acércate.

La figura se acercó a los pequeños árboles. Otra mirada rojiza le devolvió la suya. Las mejillas estaban surcadas de sangre. Cerró los ojos y el hombre los volvió a abrir.

-Traicionado por mi propia mujer-casi escupió las palabras hacia la mujer de los ojos con tonos azules.

-Es necesario-respondió ella con evidente tristeza y a la vez aplomo. Eran mujeres duras. Labradas en los fuegos del infierno. Nunca dudaban cuando tenían que hacer algo. Llevaban en su interior algo peculiar.

Un suave cántico salió de sus labios y posó una mano sobre la frente del hombre. La otra se quedó a milímetros de la piel de la imponente figura de ojos rojos. El hombre gritó mientras se convertía en una niebla de color parduzco. Esa niebla se elevó en el aire y después cayó como una estaca hacia el segundo cuerpo.

Las sombras elevaron su forma en el aire, sumando el cántico al de la mujer que lo había empezado. Siguieron y se alzaron, sumiendo al bosque en una sinfonía oscura, en una melodía preciosa y aterradora. El humo giró a su alrededor formando una esfera escarlata que la envolvió. Los animales chillaban atemorizados, los árboles lloraban de dolor y la tierra misma se movía como recolocada por un Dios.

La esfera implosionó en su interior y de repente... Nada. Absolutamente nada. Silencio sin igual. Todo parecía congelado. Sin vida, inamovible.

La esfera se desintegró al tocar el suelo del pequeño claro y dejó a la vista lo que había en su interior. La mujer de ojos cambiantes asintió con un cabeceo y se dio la vuelta.

Avanzó pesadamente por el bosque. Lejos de ese claro. Hasta que se dejó caer junto a las raíces de un árbol centenario. Sus lágrimas de sangre regaban su vida. Levantando los ojos hacia él admiró su belleza de años y años, la lenta, pero preciosa y perfecta maestría de la naturaleza. Sus ramas enormes estaban siendo sostenidas por árboles más pequeños y más jóvenes. Parecía un laberinto.

Pocas veces se veía algo así, pocas veces se podía admirar eso. Porque esos árboles tenían poder, se escondían de la gente. Vacíos en los bosques donde nada crecía pero todo el mundo los rodeaba sin atravesarlos. Ella había sido bendecida con su vista, su admiración. Una pena que esa belleza desapareció al igual de rápido que llegó. El mal lo espantó.

En menos de unas milésimas de segundo se levantó con una velocidad sobrenatural y su cara se transformó en pura rabia destructora.

-Asquerosa zorra. La próxima vez que te pille espiándonos, a cualquiera de nosotros... te cortaré en pedazos y te arrojaré como sucia carroña a tus perritos-siseó mientras su mano se agitaba cargada con asombroso poder.>>

La pequeña esfera negra se rompió en pedazos con un chillido de angustia, el líquido rojo se derramó sobre las sábanas de seda mientras la mujer de piel olivácea maldecía y se levantaba furiosa. Sus alas negras se agitaban al compás de sus emociones efervescentes.

Él simplemente bostezó y se tendió boca arriba con el torso al descubierto esperando que se le pasara la rabieta. Estaba bastante acostumbrado a ellas, así que simplemente tendría que esperar a que dejara de maldecir o a que rompiera algo y listo. Podría gastar ese energía en proporcionarle placer, pero no objetó nada, así sería bastante dócil las próximas horas.

-La cogeré, la estrangularé, la torturaré, la arrancaré las tripas y después la haré que la vuelvan a crecer para volver a arrancárselas. Síiiii... ¡Eso haré!

Después de quizás otra media hora que pareció un infierno de maldiciones y juramentos, se cansó y volvió a la cama, las sábanas estaban de nuevo como nuevas y él no se había movido de sus sitios. Parecía dormido.

-¡¡Viste, querido!! Me desafían-la última palabra con un teje de maldad incontrolable y amenaza-. Ahora tendremos que esperar años, siglos quizás hasta que los dioses empiecen a moverse, hasta que decidan que el juego debe empezar, hasta qu...

-Cierra la boca, no pasará mucho, lo noto. Ahora, ¿por qué no dejas de pasearte por ahí y vienes a la cama? Los dioses a veces son impacientes, mírate-ofreció el hombre mientras se quitaba las sábanas de encima y la tentaba con su cuerpo desnudo y listo.

-Mmmm que bien sabes distraerme... Sasuke. ¿Estás seguro de que no tardará mucho?

-Por supuesto. Al fin y al cabo... es mi hermanita. Los dioses se impacientarán por verla en acción.

La mujer emitió un sonido de satisfacción y se deslizó en la cama. Inmediatamente gimió nada más sentir el cuerpo de Sasuke sobre el suyo.

-Eso espero... por el bien de todos.



Continuará...
avatar
Kagokura
ExStaff
ExStaff

Mensajes 2792

http://www.elretorno-inmortal.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por Kakashi-sensei el Dom 01 Sep 2013, 12:01

Tienes una capacidad de mezclar dos temas... xD Lo que no entiendo es cómo la gente no lo lee... ¡claro! Es que pones lo que les atrae al final :P

En el próximo empieza como lo has acabado... y verás como rápidamente se quedan mirando a ver que pasa... xDD



¡Bienvenido Invitado a Naruteros Rol! Hasta el día de hoy has escrito 70 posts.
¡Anímate y comenta más!


avatar
Kakashi-sensei
Administrador de ROL
Administrador de ROL

Mensajes 7584

http://www.naruterosrol.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.